Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestras Condiciones de Uso.
martes, 22 de junio de 2021  
PRESENTACIÓN SERVICIOS ESPECIALISTAS MÉTODO DE TRABAJO LABORATORIO HEMEROTECA SEDES RRHH
Servicios para empresas y particulares
Servicios para profesionales
Cómo evitar problemas entre el viudo y los herederos del fallecido
La importancia de computar las donaciones en la sucesión del donante
El testamento como manifestación de las últimas voluntades
La acción de rescisión por lesión en la partición de la herencia
Posibilidades de defensa de la legítima por parte del heredero forzoso
Revocación del testamento
La omisión de bienes en el reparto de la herencia
Negativa de la aseguradora al pago del seguro de vida
Negativa de uno de los herederos a la venta de la vivienda heredada
Beneficios fiscales de heredar una empresa familiar
Facilidades en el pago del impuesto sobre sucesiones y donaciones
La planificación sucesoria como medio de protección patrimonial
La importancia del Protocolo Familiar en la empresa familiar
Reducción de empresa familiar en Impuesto de Sucesiones y Donaciones
Pago del Impuesto de Sucesiones
Partición de herencia
Aceptación y repudiación de herencias: opciones de los herederos
Servicios para empresas y particulares
Servicios para profesionales
Bonos convertibles en acciones: falta de información
Los productos estructurados como inversiones financieras complejas
Valores Santander: comercialización incorrecta y vías de reclamación
Participaciones preferentes: responsabilidad de entidades financieras
Ir a Laboratorio >>
Tributación de los excesos de adjudicación en herencias

En general, estamos habituados a que las personas dejen testamento previamente a su fallecimiento, y, de acuerdo con lo que se estipule en el mismo, se adjudiquen los bienes que forman la herencia a sus sucesores. 

Sin embargo, en muchas ocasiones, el fallecido no ha otorgado testamento, de tal modo que podemos encontrar casos donde se presente una situación en la que se producen excesos de adjudicación en alguno de los herederos.

En el marco de nuestro ordenamiento jurídico, por un lado, el Código Civil dispone que cuando fallece una persona sin haber otorgado testamento, la heredarán sus parientes de grado más próximo, con el siguiente orden: descendientes, ascendientes, cónyuge y, finalmente, colaterales hasta el cuarto grado (ante la inexistencia de todas estas personas, heredará la Administración).

Por otro lado, la Ley del Impuesto sobre Sucesiones indica:“En las sucesiones por causa de muerte, cualesquiera que sean las particiones y adjudicaciones que los interesados se hagan, se considerará para los efectos del impuesto como si se hubiesen hecho con estricta igualdad y con arreglo a las normas reguladoras de la sucesión”.

Ante un escenario en el que los herederos acuerdan hacer un reparto de los bienes de forma distinta a la cuota hereditaria que debiera corresponderle, habremos de atender a la tributación de ese exceso, según la situación en la que nos encontremos. 

A modo de ejemplo, para mayor simplicidad, partiremos de una situación en la que fallece un señor que tiene dos hijos, siendo estos los únicos herederos (por partes iguales), y uno de ellos se adjudica bienes de la herencia por mayor valor del 50%, esto es, un porcentaje superior a la cuota hereditaria que le corresponde. Ante este escenario, podemos distinguir dos situaciones:

- Si decide compensar al otro hermano esa diferencia (el exceso de adjudicación) con dinero, el tratamiento fiscal correspondiente sería el mismo que el de una operación de compraventa. Siendo, en este caso, una operación sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (en adelante ITPAJD), con un tipo impositivo distinto en cada Comunidad Autónoma -en general, del 7%-, sobre el valor del exceso de adjudicación.

Sin embargo, si estamos ante una situación en la que el único bien que compone la herencia es una vivienda, y se la adjudica uno de los dos hermanos, por ser una vivienda un bien indivisible o que desmerece mucho por su división, y haberse compensado el exceso económicamente, esta operación estaría no sujeta al Impuesto, de acuerdo con el artículo 7.2.b) de la Ley del ITPAJD.

- Por otro lado, si el hermano al que se adjudican bienes y derechos con valor inferior a la cuota hereditaria que le corresponde, decidiera renunciar a la compensación económica, estaríamos ante una donación del exceso de adjudicación. 

A diferencia del caso anterior, aunque se tratase de un bien indivisible, estaríamos, igualmente, ante una operación sujeta al Impuesto de Donaciones.

En ambos casos, la normativa que se deberá tener en cuenta a efectos de tributación será, en el caso de inmuebles, la correspondiente a la Comunidad Autónoma en la que radique el inmueble.

Desde el Departamento Fiscal de UNIVE Abogados nos ponemos a su disposición para prestar el asesoramiento fiscal que requieran los contribuyentes, en relación con situaciones similares a las planteadas u otras distintas. Asimismo, les ofrecemos los servicios correspondientes a la liquidación del Impuesto que corresponda.

¿Tiene algún problema o alguna duda que podamos resolverle?
Formule su consulta y le orientaremos gratuitamente
Consulta
Email:
Nombre:
Teléfono:
Dirección:
Poblacion:
Provincia:
GRUPO UNIVE SERVICIOS JURÍDICOS SL le recabará los datos necesarios para poder responder a la consulta formulada y poder solicitarle información relacionada en caso de ser necesario. También le informamos de sus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad de datos u oposición, incluida la oposición a decisiones individuales automatizadas, así como el ejercicio de derechos ante la autoridad de control. Política de privacidad
VOLVER ATRÁS >>
Grupo Unive (menciones legales) · Política de Cookies · info@unive.es · 900 103 382 · Horario de Atención Comercial de 9:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:00 · Versión Móvil